Friday, 19 June 2009

Hacedores

Hacedores
Por Yolanda Arroyo Pizarro


Fui a la nueva Asamblea de Hacedores esperando ver al gran Yav; así le decimos sus colegas co-creacionistas. Lo vitoreamos y le aplaudimos. Me impresiona cada vez que habla, que truena, que expresa lo que sucede en su Mundo.

Los Seres Supremos tenemos poco tiempo para intercambiar ideas. Estamos demasiado ocupados moldeando nuestros respectivos Ordenes Universales. Si bien es cierto que se disfruta un poco de la alabanza a cada Creador, la ansiedad nos arropa. Vivimos temiendo que nuestro Orden Universal desfallezca. Si se nos muere, si se nos marchita, estaremos dejando expuesta nuestra debilidad frente a los otros.

Yav se ha atrevido a dirigir su Orden sin las criaturas gigantes, y eso ha tomado por sorpresa al resto de la Asamblea. Ha propuesto un cataclismo que ha costado recursos y que ha traído una nueva Era a sus especies. Hay quienes la llaman Glacial. Hay quienes la envidian, porque a partir de ella él ha logrado avanzar en sus designios. Es un Hacedor progresista, revolucionario, que no se ciñe a las pautas y que a pesar de eso, logra todo lo que se propone. Con ello ha extendido la vida a su magna creación, la de los pensantes. Los ha dejado crecer y multiplicarse.

Se ha ganado loas, felicitaciones, pero también se ha ganado el resentimiento de los otros Hacedores más conservadores. Los más lentos en cuanto a la multiplicación de la especie le piden explicaciones que todos sabemos Él no tiene que dar. El Gobernante Luc, del universo contiguo, le ha extendido un reto. Su Orden Universal aún no da frutos y ha acusado a Yav de monopolista. Nada de malo hay en ser de avanzada, le hemos dicho algunos varios, pero Luc se empeña en el desafío.

Yo sólo observo, soy muy joven, y quiero aprender todo cuanto me sea posible en beneficio de mis creaciones. Soy el del quinto Orden Universal hacia el oriente, y he poblado la mitad de mi planeta primigenio con criaturas bases. Me ha tomado más de siete tiempos, a pesar de todo. Aún no logro resolver el asunto de mis leviatanes, ni de mis behemotes, pero ciertamente algún día lo descifraré. El resto tampoco ha progresado tanto, pero nos llenamos de paciencia. Nos sentamos en la Sala de Creadores uno al lado del otro, y tratamos de sacar el mayor provecho a la reunión.

Luc entra en la Asamblea y despide rabia. Mira alteradamente al Cuerpo de Hacedores y se acerca a Yav. Has puesto tu atención en otro de mis siervos, le imputa éste y Luc no lo niega. Tiene experiencia tentando a la especie que mora en ese otro Mundo que no es suyo. He puesto mi atención en tu Job. Déjame tocarlo, quitémosle tu protección y veamos si no te maldice en tu propia cara. Yav asiente.

No es su Universo. No le pertenece a Él; no tiene nada que ver con Luc. El desafío es innecesario. Ninguno entiende como Yav se lo permite.









NOTA BIOGRÁFICA.
Yolanda Arroyo Pizarro (1970). Es escritora puertorriqueña nacida en la ciudad de Guaynabo. En mayo de 2007 fue seleccionada al Bogotá 39 como uno de los 39 escritores menores de 39 años más importantes de América Latina, evento convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Imparte talleres de Escritura Creativa en San Juan. Ha sido merecedora de varias premiaciones literarias a nivel nacional e internacional; seis en Argentina, una en Chile, ocho en Puerto Rico. Ha escrito para los periódicos El Nuevo Día, El Vocero de Puerto Rico, Claridad y La Expresión. Sus ensayos y columnas se encuentran en la página de literatura ciudadseva.com, las revistas virtuales Piedepagina.com, La Pata de Liebre de Chile, PanoramaCultural.net, Cataliticos.com, Derivas.net, Letras Salvajes, Letralia.com y Narrativa Puertorriqueña. Algunos de sus cuentos confluyen en las revistas culturales Identidad de la UPR Aguadilla, Revista Púrpura, Preámbulos y Tonguas de la UPR Río Piedras. Es autora de los libros de cuentos Origami de letras (2004), Ojos de Luna (2007), Premio Nacional del Instituto de Literatura 2008, Libro del Año 2007), además de una novela, Los documentados (2005, Premio PEN Club 2006). Ejerce la crónica cultural desde su blog Boreales (http://narrativadeyolanda.blogspot.com/). Es corresponsal de la revista de Literatura Puertorriqueña “Letras Nuevas”.